La corrupción induce ineficiencia en las empresas

Un análisis sobre datos de 80 empresas de electricidad de latinoamérica muestra que aquellas que operan en países más corruptos tienden a ser menos eficientes. Los encargados de organizar las actividades de la empresa emplearían mucho tiempo en “hacer lobby” y descuidarían las áreas técnicas. Para resolver los problemas de producción tienden a contratar más empleados en lugar de organizar mejor el trabajo reduciendo así su eficiencia.

El estudio fue realizado por E. Dal Bó, de la Universidad de California-Berkeley (EEUU), y M. A. Rossi, de la Universidad de San Andrés. Los autores presentan un modelo matemático donde asumen, por un lado, que cuanto mayor es la corrupción en un país mayores son los beneficios que se obtienen de actividades no directamente ligadas a la producción de bienes y servicios (lobby). Por otro lado, y esto es algo sorprendente, los autores suponen que la corrupción no mejora ni empeora las ganancias de la empresa ni de sus empleados corruptos. Mediante consideraciones matemáticas muy generales se puede demostrar que a mayor corrupción se obtendrá menor eficiencia en la empresa.
Índice de corrupción en latinoamérica: Cuanto menor es el índice mayor es la corrupción. Valores medios sobre el período 1994-2001 según International Country Risk Guide.
La idea es simple; si la corrupción es alta, los directivos de una dada empresa preferirán poner esfuerzo en conseguir un aumento de precios haciendo lobby ante funcionarios de gobierno antes que atender el proceso de producción. Como el modelo se basa en empresas de electricidad que están obligadas a proveer toda la energía que demandan los cientes, la falta de organización será suplantada por los directivos contratando más empleados para satisfacer la demanda. De este modo usan cada vez más empleados para proveer la misma cantidad de energía.

 

Los autores del trabajo apoyan esta teoría con un conjunto de datos de 80 empresas de electricidad de 13 países latinoamericanos. Mediante un cuidado estudio estadístico pueden mostrar que en los países más corruptos (según diferentes índices internacionales de corrupción) las empresas de electricidad son más ineficientes. El análisis descarta que otros efectos que distraen la atención de los directivos de su función principal de coordinar la producción tengan un impacto que justifique la ineficiencia sin recurrir al argumento de la corrupción.

 

Los autores aseguran que el impacto en la economía de un país es muy significativo. Por ejemplo, si Brasil (que tiene una corrupción media) bajara su corrupción a los niveles de Costa Rica (que tiene la más baja corrupción dentro de latinoamérica), podría aumentar un 7% su eficiencia.

Trabajo original: Journal of Public Economics, vol. 91, pp. 939 (2007)
Instituciones: Universidad de San Andrés , Universidad de California-Berkeley (EEUU)
Contacto: M. A. Rossi (E-mail: mrossi@udesa.edu.ar), E. Dal Bó (E-mail: dalbo@haas.berkeley.edu)
Más información: Índices de corrupción, Ineficiencia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *